Bibliotecas alrededor de Daxio

Con solo ingresar una secuencia de números, tendrás acceso a toda la información que la humanidad ha creado. El truco está en saber qué números poner.

Almacenar información es tan importante como crearla. Antes de profundizar en los métodos de distribución de contenido, es interesante conocer qué tipo de información se almacena en las bibliotecas de Daxio. Además de libros, están equipadas para almacenar archivos digitales como audio, video, software, y modelos tridimensionales. Las bibliotecas especializadas tienen capacidad para almacenar objetos físicos, como organismos biológicos vivos y muertos, documentos originales, obras de arte, materiales, sustancias químicas, productos manufacturados etc.

Los pasillos son tan vastos que ningún archivista podría recorrerlos todos. Los archiveros tan altos que su conocimiento asusta. La información tan valiosa que diez copias no son suficientes. Por ello, las bibliotecas se mantienen en total oscuridad, resguardadas bajo el hielo eterno de Daxio, perpetuando el conocimiento hasta el infinito.

La mayoría de las bibliotecas se encuentran en la superficie de Daxio I y II, aprovechando las bajas temperaturas para mantener los centros de datos operando con la máxima eficiencia. Emplean potentes antenas para transmitir y recibir información de los cilindros orbitales, distribuyendo la información para facilitar el acceso. Chequeos de salud e integridad periódicos y obsesivos son realizados, tratando el conocimiento como uno de los pilares fundamentales de la sociedad. Detrás de cada documento y objeto almacenado, existe un extenso y protocolario historial, que registra sus orígenes, así como cada movimiento, modificación, lugar y tiempo de almacenamiento.

Te asustarías si supieras lo que se guarda ahí. Hasta lo más insignificante es almacenado.

Una biblioteca común, como aquellas alojadas en los cilindros orbitales, disponen de espacio para archivos altamente solicitados, con la capacidad de comunicarse con la red de bibliotecas en el espacio orbital de Daxio. Por medio de una clave de identificación estandarizada, es posible acceder a todo el contenido almacenado en cualquiera de las bibliotecas.

Para el usuario común, almacenar contenido en la Biblioteca es tan fácil como solicitarlo. Esto ha permitido que Daxio amase grandes cantidades de información, incrementando exponencialmente el número de centros de datos. El proceso de almacenamiento es complejo y meticuloso, por lo que numerosos estándares existen para asegurar la longevidad de la información. Usando múltiples niveles de redundancia, copias de respaldo, técnicas de digitalización y distribución, Daxio aspira a convertirse en la Biblioteca de la Humanidad.